Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

27 de septiembre de 2003

LOS DOCENTES, PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Septiembre, mes de la educación en la Argentina (día del maestro, del profesor, del bibliotecario, portero, preceptor, rector). Este año es necesario unas palabras acerca de qué estamos haciendo por la educación.

En el pasado tuvimos en toda iberoamérica grandes personajes que pensaron en la educación como política de Estado (podemos estar de acuerdo o no con las mismas, pero al menos pensaron a futuro). Estos personajes son muy poco estudiados en la formación docente y por la ciudadanía en general (en las escuelas secundarias, estos contenidos prácticamente no existen).

Si estos grandes hombres y mujeres del pasado se asomaran hoy y vieran lo que está sucediendo seguramente llorarían sin cesar y se preguntarían qué hicieron mal. En realidad, no es culpa de ellos sino nuestra.

Lamentablemente, los docentes de hoy carecemos de criterio para cosas que son fundamentales. Por ejemplo ¿cómo puede ser posible que haya docentes en las listas electivas de los partidos políticos que provocaron este desquicio? Ya no nos "tragamos" el verso de "pelearlo por dentro", lo hicieron muchas veces y los resultados están a la vista.

Los gremios entreguistas tienen adeptos con título docente. Siguen con los paros de 24 horas sin haber aprendido nada en los últimos 30 años ¡y se dicen docentes pretendiendo enseñar lo que ellos no saben!

Las universidades dan lástima y la mercantilización de la educación destila un olor pestilente que contrasta con el nivel académico de décadas atrás. Nuestros egresados tienen una formación general y específica muy pobre y esto se profundiza en el ámbito de los institutos formadores de docentes.

Así, las políticas emanadas de los centros de poder (municipalización, privatización, infantilización, pedagogización, escuela como corralito pedagógico, etc.) están siendo apoyadas por personas que tienen título docente. Caso increíble. Es como si un médico aceptara curar el cáncer con aspirinas ¡así estamos! El bajo nivel fomenta que estas ideas, contrarias a todo lo que se supone un docente debería saber de educación, tengan adeptos nuevos todos los días.

En Historia se dice que todo tiene un ciclo. Quizá esta etapa -tremenda- que estamos viviendo en la educación llegue a un punto en que se termine. Pero la central preocupación es la siguiente: Si caemos muy abajo ¿tendremos salida aunque los astros iluminen nuestros cerebros? Triste realidad, tristísimo futuro.

Federico Martín Maglio - Septiembre de 2003

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.