Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

8 de marzo de 2011

Mi experiencia catedrática en FaceBook

Los que me conocen saben que no soy afecto a las redes sociales ni a "conversar en línea". Lo considero una pérdida de tiempo ya que utilizo el tiempo libre que tengo para otras cosas que me gustan más. Es una elección de cada uno participar o no.

Pero (siempre hay un pero)... En un instituto donde trabajo abrieron una cuenta en FaceBook y durante el mes de enero me facilitaron sus claves para entrar y ver si participaba (querían engancharme).

Durante el mes de enero y parte del mes de febrero entré varias veces y, debo confesar, con un preconcepto: "Es al divino botón, es para perder el tiempo". Y sí, mis participaciones han corroborado mi apreciación porque...

Es un sitio en donde todo está mezclado. El choripán fotografiado (de anoche) con el comentario de una película, las fotos del gatito, el sobrinito, el vecinito... El juego de las preguntas personales, etc., etc., etc.

Es un sitio donde no hay lugar para el debate serio respecto de políticas educativas, cuestiones de cátedras, ideas pedagógicas o científicas, etc. ¿Por qué? Por dos razones:

  1. Es una red social creada para otra cosa que no es lo catedrático, es para la diversión y por eso privan los contenidos "considerados divertidos". Si leyeron sobre el origen del FaceBook o vieron la película "Red Social" verán que desde su origen (y eso que se originó en una universidad) fue concebido para levantar chicas ¡y las que primero ponían su perfil eran las chicas!
  2. Porque es más divertido ver la cara de fulano totalmente borracho de la fiesta de anoche y dejar un comentario en chiste sobre nuestro amigo que leer 20 minutos un texto de Freire y ponerse a pensar sobre el mismo qué genera en el intelecto que pueda compartir y/o ponerlo a consideración de los demás.

Voy a poner 2 ejemplos para ver si aclaro mi parecer...

PRIMER EJEMPLO

Hoy mismo veo comentarios que dejan varias enseñanzas y observaciones acerca de cómo se maneja la gente en este sitio respecto de lo catedrático. En una entrada se planteó el siguiente texto...

EL INICIO DE LAS CLASES PARA TODOS LOS CURSOS (DE 1º A 4º) ESTÁ PREVISTO PARA EL PROXIMO 28 DE MARZO A LAS 18,00... RECUERDEN LOS QUE COMIENZAN 2º, 3º Y 4º QUE DEBEN PASAR POR BEDELIA A INSCRIBIRSE: QUE MATERIAS VAN A CURSAR Y EN QUE CONDICION (REGULAR, RECURSADO O LIBRE)

Entonces, comienzo a leer las intervensiones y puedo comentar algunas cosas...

  • Insultos de alguien que hasta escribe mal su apellido que le dice "gil" a un alumno a punto de terminar el Profesorado de Historia.
  • Alumnos del profesorado que se alegran por tener materias libres ¡en un título de grado! Poco conocimiento sobre el asunto. No leyeron la reglamentación ni tienen criterio para ver si realmente corresponde hacer libre las materias que tal reglamentación estipula para luego desempeñarse como docente. Para los que no conocen el tema les doy un ejemplo: ¿Estaría bien rendir libre Cirugía I, II y III cuando se pretende ser cirujano? Usted, ¿se dejaría operar por alguien que tuvo esa formación? ¡Por favor!
  • Alumnos del profesorado que no aceptan críticas a los "coloquios" cuando los mismos, en su gran mayoría, son unas "truchadas" inconcebibles en el nivel terciario porque muchos docentes no lo toman en serio y sus alumnos rinden de a 5 con una hojita (un temita), hablan 3 y todos tienen entre 8 y 10.
  • Alumnos del profesorado que desconocen las leyes vigentes. Porque plantean que rendir libre les permite aprobar materias que no pueden cursar por trabajo. La legislación vigente expresa claramente que cualquiera sea el trabajo que se realice, se debe arreglar el horario para que el trabajador pueda ir a estudiar. Pero, además, desconocen que sólo se pueden rendir 3 materias de un año (3 de 1º, 3 de 2º, etc.) y no 3 por año; si el horario de trabajo no le permite cursar estas 3 materias, tampoco le permitiría cursar las otras.
  • Que hay alumnos que no tienen la más mínima comprensión lectora; incluso, le adjudican a uno decir "gil" cuando en realidad el que insultó fue otro.
  • Dos alumnos han salido a "calmar el asunto" (muy bien L. y E.).

Conclusiones de este primer caso

  • Si es el sitio de una Institución Educativa y formadora de docentes, sus alumnos deberían participar como corresponde, no se ponen en situación; de lo contrario, determinados lenguajes (y pésima escritura) no se verían.
  • En vez de estar planteando legalmente lo que corresponde, se ponen a discutir falacias. Una de ellas es que, supuestamente, el que puedan rendir en condición de "libre" hasta 3 materias por año favorecería a los alumnos que por cuestiones de trabajo no pueden cursar. Aclaro que si no pueden cursar 3 materias, tampoco pueden cursar las otras y que existe un cuerpo legal que exige que los estudiantes tengan horarios "arreglados" en sus trabajos para que puedan estudiar. ¿No lo saben? ¿No se dan cuenta del error?

SEGUNDO EJEMPLO

En la ¿sección? "Notas" se encuentra mucho material para el análisis de fondo de cuestiones educativas. Muy buen material aportado por los creadores del portal. Excelentes materiales. ¿Y qué veo? Desolación. En algunas notas, algunos (casi siempre los mismos alumnos y docentes) algún aporte hacen (y son interesantes). Pero en la mayoría veo que no hay aportes. ¿Por qué?

Conclusiones de este segundo caso

  • Porque en general, los que utilizan FaceBook y otras redes sociales de este tipo lo hacen para divertirse o, de máxima, informarse de alguna cuestión muy puntual (quizá se anunciaron como "amigos" de este portal para ver si les llegaban algunas noticias y nada más).
  • No toman estas redes con la seriedad que merece para docentes y alumnos (cada uno con sus diversas razones).

Las redes sociales en lo catedrático

Algunas personas podrán argumentar que al ser un "fenómeno nuevo" para muchos, todavía no se sabe discriminar en cuanto a las formas que debe tener una participación de acuerdo con los objetivos de su creación. Pero el problema, para mí, pasa por otros lares. Por ejemplo, si quiere alguien participar en una red social académica no debería hacerlo en FaceBook sino en Linkedin. ¿Cuántos docentes y alumnos de los niveles terciarios y universitario de la República Argentina saben esto? Pocos y son muy pocos los que utilizan Linkedin y los que tienen FaceBook (que sí son muchos) deberían también inscribirse en Linkedin y ser parte de otra red social para atender consultas, llamados, textos, comentarios, etc. ¡¿Y en qué momento?! Si apenas el tiempo da para estar en FaceBook, y cuando hay.

Por mi experiencia en participar desde hace años en cursos de capacitación docente en línea (por Internet) y ser parte de los facilitadores de educación superior (ahí hay que moverse mucho tiempo dentro de cátedras virtuales) puedo afirmar que -incluso- muchos docentes tienen problemas para entender que no se trata de un bar o la plaza en la que se puede decir cualquier cosa y de cualquier manera. Por ejemplo -uno bien patético- es que en la red de facilitadores hay más de 1.800 docentes de todo el país. Imaginen que sólo la mitad nos envía, en cada aula virtual (mínimo, 4 al mismo tiempo) una salutación por el Día del Maestro. Serían 3.600 mensajes recibidos que dicen lo mismo y que hay que borrar para no llenar de pavadas nuestras casillas. ¿Qué les parece si les digo que LO HACEN? En serio, no es chiste. Además, súmenle que en sus participaciones en los foros temáticos hay una cantidad impresionante de "Qué lindo". "Te felicito por tu experiencia". "Me encanta este foro para intercambiar experiencias y reflexionar". "Todo es lindo emocho y pechocho"... ¡Ahhhhhhhhhh, pareeeeennnnnnn!

Y todo esto, sin tener en cuenta la forma de escribir (y después se quejan de los alumnos... bueno... es un decir... porque cada día se quejan menos... Y claro, viendo cómo escriben tantos docentes...)... Si les contara... ¡Má sí, les cuento! Uh, no... Mejor no, a ver si se enojan conmigo... Entonces... ¿Cómo les muestro? Ah, sí...

Visiten http://www.fernandocarlos.com.ar/ y lean los comentarios de los docentes... El nivel de agresividad, la pésima escritura, el bajísimo nivel de entendimiento de normativas vigentes (incluso, Constitución Nacional), no interpretación de textos, ausencia de valores, etc. nos muestra que la situación es de temer.

Concluyendo

¿Habrá experiencias positivas en lo académico con FaceBook? Seguro que sí, algunas habrá y quizá muchas aunque no sea el mejor ámbito para el intercambio de temáticas académicas.
Pero, más allá de si sirve o no y en qué nivel que un instituto formador docente tenga o no FaceBook, lo que me llama poderosamente la atención es que, justamente ese tema, no se discute.
Es decir: Docentes y alumnos (futuros docentes) no plantean si las redes sociales son útiles para enseñar y aprender. Eso, para mí, es lo que más me llama la atención y lo que hace que mis "preconceptos" sean cada día más fuertes porque tienen más argumentos que los fortalecen.

Llegará un día en que esto cambie... Seguro que sí... El asunto es:

¿Hacia dónde cambiará si los futuros docentes (que utilizan redes sociales) no se plantean lo que están haciendo en relación con el trabajo que tendrán toda su vida?

Mh... ¡qué pregunta! Porque si en estos institutos se estudian temas centrales como el "panóptico", lo que hacen al participar en FaceBook es cambiar el eje de la cuestión; ya no se trata de que todos controlamos a todos, ahora, con estas redes, todos anunciamos a todos lo que hacemos ¡y todo el tiempo!

Será muy interesante jubilarme, sentarme a ver, mirar... y dentro de unos añitos volver a asomarme por la ventana a ver qué está sucediendo... Por ahora, de momento, me quedo con la siguiente imagen...


O quizá, un ejemplo diferente de lo que nos espera, algo en el que las tecnologías sí sean tomadas como herramientas que nos faciliten realizar tareas diarias... (aconsejo verlo en pantalla completa, se aprecia mucho mejor).



Algunos enlaces para pensar

Adicción a las Redes Sociales y Periodismo
Postulados de una Nueva Antropología
Globalización y Adolescencia

16 comentarios:

  1. Bueno, el uso de facebook siempre es cuestionado y es que su "problema" radica en la interpretación que le dan las instituciones, ya que éste es un medio que como bien decís, fue creado para la diversión. No sé si es un intento por estar más cerca de las personas que pertenecen a dichas instituciones, una cuestión de moda o simplemente un experimento para ver cómo funciona y si no hay resultados, dejarlo a un lado. Sinceramente dudo esto último.
    La única actividad que encuentro útil en relación a lo académico -y es que recién ingresé en la Universidad Nacional de La Plata- es que las mismas facultades han creado grupos y perfiles dentro de la red social con la finalidad de anunciar conferencias, brindar información, en fin, ser una especie de centro de atención al cliente.

    Como siempre, un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  2. Emilia Avellaneda8 de marzo de 2011, 15:42

    Hola martín!!, antes que nada quiero decir que esta reflexión es muy extensa... debería haber sido más corta!! no ves profe que sino no me queda tiempo para ver las notificaciones del face?? jajaja...

    Yo creo que el error Martín estuvo en darle mayor seriedad de la que ameritaba al sitio del profesorado en el Facebook... porque como bien decías, dicha red social es principalmente para divertirse, para despejarse... Voy a hablar de mi experiencia personal... en general me conecto luego de haber estudiando toda la mañana y postriormente a la noche, después de haber estudiado toda la tarde... es decir que estoy bastante podrida de leer cosas del profesorado como para ponerme a filosofar y a hacer reflexiones profundas... si bien de vez en cuando comento algunas notas y demás... y en general las leo a todas aunque no participe dando mi opinión.. ya sea porque no se me ocurre nada interesante para decir o porque lo que se me ocurre puede irse un poco de tema... o puede caer mal...

    Me parece que es un sitio informal para socializar, comunicar algunas cuestiones, expresarse, compartir gustos, divertirse, y demás... pero no para hacer intervenciones sociales de magnitud o académicas... como bien comentas, hay otros sitios de mayor seriedad para hablar temas referentes a la educación y al desempeño docente... y además se corre el riesgo de que se generen situaciones de peleas absurdas o incómodas (como las que se sucedieron) motivadas por ese contexto de informalidad propio del facebook...

    No digo que no se puedan armar debates interesantes... recuerdo una vez que publiqué una imagen para concientizar sobre las consecuencias del tabaquismo y se se generó un debate importnate con argumnetaciones sólidas de ambas partes intervientes (una a favor del consumo del cigarrillo y otra en contra).. es decir, que también se puede lograr espacios de discusión.. pero no es lo más común...

    En cuanto a que es una nueva forma de panóptico... a mi no me disgusta.. ni me molesta... no hago nada malo como para temer la mirada ajena... ni tengo cosas para ocultar... si bien uno muestra lo que quiere y nunca se llega (al menos de mi parte) a exhibir cuestiones muy íntimas...

    ResponderEliminar
  3. Menna:
    Muchas gracias por tu comentario. Lo que cuentas de la UNLP es útil, anunciar, brindar información.

    Emilia:
    Para los que no la conocen, es una de las alumnas que intentó participar "catedráticamente" y la "E." que intentó parar junto a "L." las agresiones.
    Emilia, tu aporte es valiosísimo ya que justemante lo que decís es lo que se necesita para "ver" qué pasa por los usuarios directos.
    Lo que nos explicás, lo que nos contás, en lo personal pude haberlo imaginado y hasta vivido en algún momento, pero como sos una persona pensante (lo demostraste muchas veces) que nos digas estas cosas es muy bueno.
    Mil gracias.

    ResponderEliminar
  4. En primer lugar quiero felicitar al Profesor Maglio por esta excelente nota, yo en un primer momento me resistí también al uso de estas redes sociales pero finalmente me inserte, es totalmente real lo que se platea en estas líneas… y realmente creo que estas redes sociales no aportan mucho al la educación y a la formación del educando, es más bien un sistema que nos entretiene, que nos va alienando de apoco, nos distrae de verdaderas cuestiones importantes se podría decir que en la antigüedad nos entretenían con el circo romano, en la edad media la iglesia católica se encargo de hacernos el cuento y hoy estas redes sociales y otros sistemas nos entretienen, no es casual que hoy el gobierno nos regale una pc y que seguramente no utilizaremos para estudiar. Yo creo que estamos en este dilema de usar las tecnologías para progresar o para entretener, está a la vista que va ganando la segunda opción pero bueno quizás esta sea la oportunidad para que la semilla de destrucción, que este sistema tiene adentro, florezca de una vez….
    Saludos Martín cada día me sorprendes más.

    ResponderEliminar
  5. Hola Martín ¡cuánta tristeza siento! Somos educadores y con el EJEMPLO, más allá de lo académico, también debemos enseñar. ¿Qué pensarían nuestros alumnos si tienen acceso a publicaciones como la que comentaste? ¿Cómo podremos pararnos luego en el aula? ¿Con qué cara le pido que adecúe su vocabulario si me muestro en mis acciones de otra manera? No puedo creer la forma de expresarse de algunas personas que llevarán adelante la hermosa, pero a veces difícil tarea de educar. Creo y disfruto de las redes sociales siempre y cuando no nos portemos como adolescentes en ella. Cuidemos las palabras, cuidemos las acciones, cuidemos la profesión. Respeto, tolerancia, capacitación, amor, esfuerzo, dedicación, unión y armonía. Quiero enorgullecerme de mis colegas y no solamente hablo por este comentario en particular sino por otros que he preferido no seguir leyendo porque de vedad me llenan de vergüenza ajena. Una última cuestión que ya no puedo soportar: queridos colegas y futuros profesores de todas las áreas, en nuestro tan querido y últimamente bastardeado idioma los signos SE ABREN Y SE CIERRAN ¡! ¿?. Sería bueno que guarden las energías mal calificadas de ciertos comentarios para estudiar (por ejemplo) la tildación de palabras agudas, graves y esdrújulas para no hacer papelones en público al escribir en una red social... ¡y del instituto!
    Saludos Martín, como siempre, te seguiré leyendo.

    Yanina

    ResponderEliminar
  6. Hola Yanina:
    Y sí, parecemos gemelos ¡ja, ja, ja! (abrí la exclamación, no me retes).
    Más allá del chistonto, lo que acotás es verdad. En el sitio de Fernando Carlos (abogado especializado en educación) está construido para docentes, pero los mismos no se comportan como deberían y eso, valores por medio, es espantoso.
    Mil gracias por tu apoyo a la defensa del idioma... ¡Cada día somos menos!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay una realidad que existe y está vigente. Si comentás o debatís sobre temas de verdadera importancia siempre hay alguna persona que está en contra, y en este país nunca se sabe que te pueda pasar.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo, eso que decís es una realidad terrible, hemos vuelto a épocas que pensábamos muchos haber superado en este país; parece que las agresiones y enfrentamientos a-críticos e irracionales seguirán por muchos años. Muy triste.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Martín
    Un gusto encontrarte de nuevo en estos espacios.
    No comparto mucho la idea de declarar que algo es malo o es bueno. La tecnología (por ende las redes) tienen dos caras, la positiva y la negativa.
    El mejor ejemplo: la rueda. Cuántos nos ayuda y cuántas personas mueren por su acción.
    En mi Carrera con otra profesora creamos un grupo en Facebook, es para todos los estudiantes, fue la única vía con la que pudimos contactar a los egresados de la carrera, necesitábamos de su colaboración y la tuvimos.
    Te invito a mis dos blogs http://366-dias.blogspot.com y http://lafotodia.blogspot.com
    Un abrazo desde Santa Cruz

    ResponderEliminar
  10. Hola Carlos:
    Mil gracias por tu aporte, me gustó mucho el asunto de que las cosas en sí no son buenas o malas. Todo depende de lo que hagamos con ellas.

    Estuve viendo tus recomendaciones...
    De la primera me gustaron mucho las explicaciones sobre programas y diseño (a mí me vienen muy bien); excelente las explicaciones, fáciles de entender (algo a veces difícil de ver en este medio).
    Con la segunda me divertí muchísimo. Hay entradas que son... son... ¿de antología, puedo decirlo? Cortas, temas de todos los días que no todos tenemos en cuenta. Mirar, observar ¡sentir lo que pasa a nuestro alrededor!

    Carlos, me encantó que hayas escrito. Te mando un grandísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Dear Martiiinn.... un gusto hacerme un lugar para urgar en tus pensamientos jajajaja.
    Considero que las realidades son lo que son para quien PUEDA ver "que", teniendo como corolario su propia realidad. Para pasar de aqui al juego del nivel de conciencia y el grado de responsabilidad de cada uno, que estarà condicionado por aquella. A partir de esto pueda reputar algo como bueno o malo, el mayor grado de conciencia notara lo segundo y si deja el espacio, abandona su responsabilidad pasando a ser complice. El lugar que no ocupan los buenos inexorablemente lo ocuparan los malo jeje.
    Face, no deja de ser un instrumento mas para la comunicaciòn, y lo que vemos somos lo que somos, a veces una triste realidad. Otras, experiencias que ni los monarcas mas adinerados antes del siglo XX puedan disfrutar mucho menos conmoverse. Ejemplo: hombre de 74 años argentino con ACV izquemico, pueda ser ubicado y contactarse con su sobrina nieta en Estados Unidos
    adolescente que vivio en un orfelinato y penso que jamàs podia encontrar un familiar vivo. Como se encontraron? por Face, como evoluciona su comunicaciòn? dependerà solo de ellos.
    La faz educativa? deberìa tomarse como un desafio, porque tiene que ser aburrida? ahhhhh... Pues depende de los docentes, que ocupen lugares, bajo las premisas mencionadas arriba. Porque la pàgina de tu enlace del Sr FernandoCarlos ha desactivado los comentarios? inspiraciòn temporaria, presiòn, vergûenza... lo cierto es que esta desactivado, por tus comentarios bienvenido sea. Los comentarios expuestos aquì, realizados en face, hoy tienen mayor alcance y alguien mas los va a leer.
    Por suerte y a veces por desgracia, los enlaces te dan la posibilidad de compartir y todo viaje a una velocidad a los espacios màs inimaginados en otros tiempos.
    Te he contado alguna de mis experiencias, tambièn tengo las negativas. Los cuales tienen la solucion si conoces las herramientas correctas y las aplicas.
    Bueno... por ahora, abandono aquì. Sabiendo que no va ser la ultima vez.
    Un abrazo.♥

    ResponderEliminar
  12. Gracias Susana, me encantaron tus reflexiones.
    Lo de Fernando Carlos es un tema grave ya que hay cuestiones que pasan por lo que te preguntás. No puedo "tirar una posta" ya que el "asunto está muy pesado" en varios aspectos. Pero sí es realmente preocupante.
    Te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Mi querido amigo

    Leo que el debate sigue en pie y por supuesto mantengo el criterio que nada es tan malo como parece tampoco tan bueno como se muestra.

    Un ejemplo el famoso Google + hasta ahora sigo sin encontrarle su utilidad.

    Pero no siempre es así, por ejemplo hace unos meses "descubrí" los códigos QR y me llego la curiosidad por ver su lado útil en la enseñanza. Ahora se me ocurrió crear un libro impreso multimedia y lo puedes ver desde aquí.. http://366-dias.blogspot.com/2011/10/el-libro-impreso-y-su-formato.html

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Carlos, excelente entrada. Mil gracias.
    Estoy leyendo el capítulo 1. Y es como bien dices: Los alumnos encuentran aburrido "hacer otra presentación más sobre medio ambiente...". Durante la década de 1990 eran trabajos sobre el SIDA. Parece que se impusieran modas.
    Esta noche me pondré a ver lo de QM en la dirección que aparece en el libro, http://www.quickmark.com.tw
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Estimado amigo.
    estas cosas de las redes y los correos que no todos entendemos me hizo volver a este comentario.
    Si antes dudaba de Facebook, ahora no dejo de emplearlo. Para muestra un botón, te invito a que mires, el Mooc que montamos en la Red.
    https://www.facebook.com/groups/tecnoloeducativa/
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Hola Carlos, qué gusto tenerte a unos pocos bits de distancia, ja, ja, ja...
    Lo he visto y, como bien has dicho antes, nada es bueno o malo sino que depende de cómo se utilice.
    En lo personal sigo en mi negativa. Básicamente porque no todos los alumnos tienen una cuenta en Facebook; pero también porque no lo veo claro en cuanto a seguir clases y poder organizar el material como me gusta: Bien claro. El muro es algo muy engorroso para mi gusto.
    No obstante, si en tu comunidad todos lo tienen abierto, entonces se hace más rápida la comunicación porque ¡están muchas horas conectados, y hasta con un celular!
    Te envío un grandísimo abrazo... Y mil gracias por compartir tus experiencias ya que son de mucha utilidad para varios docentes y alumnos (como los que se forman para ser docentes). Cuantas más alternativas haya, mejor aún...

    ResponderEliminar

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.