Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

26 de septiembre de 2009

Charla Debate sobre el Proyecto de Ley de Medios

A raiz de las publicaciones realizadas sobre este tema, fui invitado por el comité de la U.C.R. de San Nicolás; la charla la dí el 25 de diciembre a las 19:30 con gran cantidad de gente; todo fue muy cordial y, particularmente, me gustó mucho la atención recibida y el respeto que hubo en cuanto al intercambio de ideas que se produjo.

El texto que sigue contiene los temas desarrollados...

“Charla Debate sobre el Proyecto de Ley de Medios”
25 de septiembre de 2009
Federico Martín Maglio

Hay dos temas:
  1. Cómo se tratan los temas importantes en el país.
  2. Lo que plantea la Ley de Medios Audiovisuales.

Cómo se tratan los temas importantes en el país

Desde los inicios de nuestro país, incluso antes estamos limitados con la BIPOLARIDAD.

Por ejemplo, saavedristas-morenistas, unitarios-federales, rosistas-antirosistas… peronistas-antiperonistas, alfonsinistas-antialfonsinistas, dictadura-democracia… River-Boca… Hoy, kirchnernistas-antikirchneristas.

Pero no son todos los argentinos los que caen en esta trampa. El problema es que aquel que no entra en esta bipolaridad, es acusado por parte de los bipolares de ser opositores y, en su caracterización, entran a jugar conceptos como gorila, golpista, derecha, izquierda, sos popular o estás contra el pueblo… Si alguien sale a decir que este proyecto de Ley de Medios Audiovisuales tiene problemas y hay que analizar posibles cambios, automáticamente los kirchneristas lo acusan de ser oligarca, gorila, empleado de Clarín, contrario a lo popular, etc.

Este tipo de pensamiento bipolar frena cualquier intento de desarrollo nacional… Y así estamos. Nada se puede construir. O estás con uno o con otro y entre estos dos polos no hay posibilidad de diálogo.

Entonces, cuando unos tienen mayoría circunstancial (porque toda mayoría es así, sólo por un tiempo) quieren imponer todo lo que se les ocurre o beneficie en el menor tiempo posible, antes de que esa mayoría circunstancial cambie. Los otros, tratan de frenar esas iniciativas haciendo tiempo y esperando que llegue el día de que cambie la mayoría circunstancial y así hacer… O los cambios a lo que se hizo antes o plantear cosas nuevas.
Pero si la mayoría circunstancial se circunscribe al Congreso, hay un problema. Porque los que se dicen opositores podrán plantear cambios al actual proyecto de Ley de Medios Audiovisuales que serán vetados por el Poder Ejecutivo.
En esta forma de concebir la política es imposible construir para todos los argentinos.

Se concibe a la política como enfrentamiento y no como conflicto. Veamos la diferencia…
En el enfrentamiento no es posible llegar a consensos. Todo se piensa en términos de IMPOSICIÓN.
En cambio, si estuviésemos planteando a la política como conflicto, el mismo puede tener una resolución por CONSENSO.

Las decisiones impuestas no construyen a futuro. Son cambiadas, reformuladas o desechadas cuando las mayorías circunstanciales cambian.
Las decisiones consensuadas sí construyen a futuro. Al cambiar la mayoría circunstancial, no son cambiadas ni reformuladas.

Es más, “democracia” y “república”, conceptos de los que todos hablan, en este contexto, no pueden existir. “Democracia” no significa ir a votar cada 2 años e imponer una mayoría circunstancial. Y la “república” no existe cuando hay habitantes en lugar de ciudadanos. Y para que haya ciudadanos debe haber crítica en lugar de obediencia al líder, al caudillo; con caudillos, la “república” desaparece.

Esto repercute directamente en la seguridad jurídica del Estado y la posibilidad o no de que haya inversiones, proyectos a mediano y largo plazo… Es decir, POLÍTICAS DE ESTADO.

Una Política de Estado es aquella que fue consensuada por diversos sectores de pensamiento e interés y que se respetan y se cumplen independientemente de quien tenga la mayoría circunstancial.

Vamos a un ejemplo…
Si hoy tuviese, digamos… 10 millones de pesos que me gané en el Quini 6 y quisiera invertir parte de ese dinero en un canal de televisión, hoy no lo haría ni loco porque no sé con qué me van a salir, no sé qué dirá la nueva ley en su redacción definitiva.
Si esta ley es sancionada y promulgada a mediados de octubre, tampoco invertiría porque debería esperar a que asuman los diputados y senadores elegidos el pasado 28 de junio y ver qué cambios plantearán a esta ley. Y, suponiendo que en abril del año próximo se termine esta historia con la sanción y hasta promulgación de esos cambios… ¡Me pondría a pensar en que en el 2011 hay elecciones otra vez!

Como se verá, de esta forma, nada se puede hacer. Todo se para, se dilata… Si en realidad quisiera poner el canal de televisión, no me quedaría otra alternativa que recurrir a “amistades, sobornos, componendas, etc.”.

Si a este ejemplo lo trasladamos a otros campos, como ser obras de infraestructura, educación, salud, generación de energía, etc., entonces podemos tener una visión un poco más clara de por qué la República Argentina está en permanente estancamiento de cuestiones esenciales y fundamentales.

¿Por qué somos así la mayoría de los argentinos? Porque en realidad, de esta forma no todos piensan, pero sí una mayoría, tanto de los dirigentes como del pueblo.

Explicaciones habrá muchas para dar, pero en este ejemplo de la Ley de Medios Audiovisuales salta a todas luces una de estas características: Los argentinos arrastramos una tradición caudillezca que es suicida.
Si el CAUDILLO dice una cosa, sus adherentes y seguidores la repiten como loro sin pensar en forma crítica si tal cosa es factible, razonable o tiene aspectos para modificarle. Si al otro día el caudillo dice otra cosa, estos adherentes y seguidores cambian el casete y se ponen a repetir lo nuevo.
Con el Kirchnerismo se dan 2 ejemplos patéticos al respecto… El tema del FMI (antes era la causa de todos nuestros problemas y ahora es un organismo que nos abriría las puertas al mundo) y el tema de Clarín (era un aliado porque los apoyó en las elecciones del 2003, 2005 y 2007, pero cuando salió a criticar lo sucedido desde la Resolución Nº 125, pasó a ser un monopolio, una empresa mafiosa, etc. Es más, el Poder Ejecutivo había dado su autorización para la fusión de Cablevisión y Multicanal. Hoy, hasta usan empresas del Estado para “hacerle la guerra”; Aerolíneas Argentinas no acepta transportar los diarios Clarín y La Razón).

Esta idea de CAUDILLISMO lleva consigo la concepción de que el Estado y el Gobierno son lo mismo y que ganar una elección habilita al caudillo a hacer con el Estado lo que se le ocurra.

Con esta forma de pensar la política (obedecer ciegamente al caudillo de turno, gobierno y estado son lo mismo, imponer porque ganó una elección) hace que seamos subdesarrollados en lo político. Nos faltan muchas lecciones hasta lograr aprender que el poder lo tiene el pueblo y no un caudillo. Que ganar una elección jamás habilita para hacer lo que se le venga en gana a nadie, que imponiendo no es la forma de resolver los conflictos, que la etiqueta de gorila, derechazo o zurdo en realidad tapa la ignorancia de la verdadera Ciencia Política en cuanto a buscar soluciones para la gente y a los problemas del país.

Como hemos podido ver en el proceso que está teniendo el tratamiento de la Ley de Medios Audiovisuales, estos vicios de la política aparecen por todos lados, no sólo en muchos dirigentes, sino también en las opiniones de la gente y en el discurso de las grandes empresas como Clarín.

Unos, no entienden que plantear que el proyecto del Poder Ejecutivo tiene problemas y que debe ser modificado en varios aspectos no significa ser empleado de Clarín, ser gorila, ser de derecha, ser golpista… Otros, no entienden que el kirchnerismo puede tener ideas interesantes que merecen ser analizadas y tratadas y no por eso se es autoritario y dictatorial.

Oficialismo y muchos de la oposición cometieron errores y, lo peor del caso, es que no están dispuestos a asumirlos. No hay diálogo. No hay búsqueda de consenso porque piensan que la política es confrontación, imposición.

Además, otro problema. ¿No se conocen los verdaderos significados de los conceptos “monopolio” y “oligopolio”? Se repite alegremente desde el gobierno que Clarín es un monopolio cuando eso no es verdad ¿mienten a sabiendas o porque no saben?

Lamentablemente, en mucha gente de mi gremio, los docentes, también existe esta forma de concebir a la política. Y me lamento aún más por ellos que por los políticos, porque son los docentes los que deben enseñar estas cosas. Pero como muchos tienen deficiencias serias y graves respecto del conocimiento de estos temas, entonces me pregunto ¿qué enseñan? ¿Cómo puedo esperar un cambio a futuro en este país si hay docentes que hacen lo que no hay que hacer y repiten este pensamiento bipolar y caudillezco que nos ha ahogado por más de 200 años?
En realidad, estoy muy preocupado porque no veo que esta situación pueda cambiar.



Lo que plantea la Ley de Medios Audiovisuales

En el proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo hay varios artículos que son conflictivos y que deben ser analizados como corresponde para lograr su reformulación y tener una ley de medios acordada por el consenso entre las diversas fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Nación. Hasta Mariotto mismo dijo ayer que la Ley tenía algunos puntos que deberían reformularse al verse expuesto ante la requisitoria de varios senadores.

Este proyecto debería tratarse con tiempo suficiente para poder consensuar Políticas de Estado serias y perdurables en el tiempo. Además, esta ley debe ir acompañada de otras, como por ejemplo…

  • Una ley sobre pauta publicitaria del Estado nacional.
  • Una ley sobre Internet y todo lo que ello trae aparejado.
  • Una ley sobre acceso a la información pública.

El proyecto es extensísimo, tiene más artículos que la misma Constitución Nacional. Una Ley Nacional sobre Medios Audiovisuales debe legislar sobre temas generales. Tal como está, no respecta el concepto “federalismo” ya que son las provincias las que deberían realizar muchas de las funciones que hoy se arroga el gobierno nacional. Si nos fijamos en el artículo 52, vemos que el federalismo no existe (se obliga a los licenciatarios a tener domicilio en la Capital Federal).

Artículos 10, 11, 12 y 14:
La autoridad de aplicación se creará en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional pero en el artículo 11 se dice que esta autoridad será autárquica. Es un contrasentido, sobre todo, teniendo en cuenta lo que establece el artículo 12, inciso 1. En el artículo 14 el asunto se complica más. El directorio tendrá 5 miembros designados por el Poder Ejecutivo Nacional, 2 por la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, etc. Pero si va a ser autárquico (artículo 11), entonces significa que hay un contrasentido o el Poder Ejecutivo Nacional no tiene idea del significado de “autarquía”. De la forma en que está planteado, es peligroso ya que las decisiones quedarán supeditadas a los “caprichos” del Poder Ejecutivo Nacional de turno.
Además, si todavía no se entiende la diferencia entre Estado y Gobierno, es lógico suponer que la aplicación de esta ley obedecerá a los caprichos del gobierno –y caudillo- de turno.

Artículo 25:
Se exceptúan de las limitaciones para tener un medio a las empresas de servicios públicos. Pero estas empresas participan periódicamente de licitaciones lo que puede llevar a “manipular” la información en su beneficio por acuerdos “por pauta publicitaria” o “para ganar la licitación”. Por ejemplo, Telefé (que es de Telefónica) ha limpiado toda su programación para “no incomodar” al Poder Ejecutivo Nacional.

Artículos 33 y 34:
El 33 establece que las licencias se otorgarán por un período de 10 años. El 34 dice que las licencias serán susceptibles de prórroga por ÚNICA VEZ por un plazo de 10 años.
Esto es realmente grave.

Artículo 38:
Gravísimo. 1) Un licenciatario no podrá tener más de una señal a nivel nacional. Esto significa que si algún grupo tuviera (o tiene hoy) más de un canal de televisión, deberá cerrar los otros. Por ejemplo, el Grupo Clarín tiene TN, Canal 13, Volver, Canal Rural, etc. Cada uno orientado a diferentes temáticas. Por este artículo deberá quedarse con uno sólo y nos perderíamos de los otros canales. 2) Los licenciatarios no podrá prestar servicios a más del 35 % del total nacional de habitantes o de abonados a los servicios referidos en este artículo. Incluso, sin tener en cuenta que pone un límite de 3 licencias en total para diversos medios.
¿Por qué se está planteando cerrar servicios existentes en vez de ampliarlos? Claramente, aquí se ve que es un ataque frontal contra el grupo Clarín.
¿La gente que apoya esta iniciativa tiene conciencia de lo que significa? Aquí se paran las inversiones que pudieran beneficiar a millones de habitantes.
¿Y si en algún lugar del país no hay otra posibilidad de que sólo llegue el servicio de una determinada empresa?
¿Y qué sucede con los servicios de cable, deberán cortar-suprimir la señal de algunos canales porque no hay otros compitiendo? Esto es inaudito.

Artículo 57:
La ley establece qué hay que transmitir. Esto es ilegal e inconstitucional. Por ejemplo, que el 50 % de la música nacional sea de producción independiente donde el autor y/o intérprete ejerza los derechos de comercialización de sus propios fonogramas.
Cualquiera que haya estado en el tema de la música sabe que esto es de imposible cumplimiento.
El punto a.iii limita seriamente a los que el gobierno dice querer apoyar, a diversas organizaciones sociales ya que puede haber (y hay) alguna que sólo pueda transmitir material de otros medios y no tenga producción suficiente para la propia.

Artículo 70:
Se establece que las emisiones o retransmisiones por televisión de programas deportivos… darán lugar a una contraprestación económica (para entidades deportivas). ¿Qué pasa si un medio con muy pocos recursos económicos quiere transmitir un juego regional o local? No podrá pagarlo y las informaciones deportivas no llegarán a la gente. Imaginemos que lo mismo diga acerca de las escuelas (como que las escuelas deben cobrar cada vez que un diario publica alguna de sus actividades). En el interior del país, es muy común que los canales locales transmitan deportes de sus localidades y no pagan a los clubes, no por explotadores, sino porque no tienen con qué hacerlo.

Artículo 77:
Expresa cuánto es el tiempo en que se debe transmitir. El mínimo establecido es de 10 horas diarias para radios y 6 horas diarias para televisión. Una escuela con un proyecto de radio comunitaria jamás podría cumplir este requisito. Tampoco un Instituto Superior de Formación Docente o uno Técnico o quizá hasta una Universidad.


Concluyendo

No puede ser que haya “ciudadanos” que quieran la sanción de esta ley o su rechazo sin haber leído el proyecto y analizado críticamente. Muchos apoyan porque repiten lo que dice el caudillo. Muchos rechazan porque es una propuesta del kirchnerismo sin ponerse a analizar algo que nos podría beneficiar a todos, como también podría perjudicarnos.
Este tipo de prácticas, el apoyar o rechazar sólo porque es adherente u opositor, nada tiene que ver con la democracia y la república.
Más grave aún es que haya sindicatos y organizaciones que se pronunciaron a favor del proyecto oficialista sin haber consultado con sus afiliados (como lo hizo SUTEBA).
Si no se madura en cuanto a conocer realmente qué significan conceptos como “ciudadanía”, “república”, “monopolio” y “Políticas de Estado”, no habrá forma de mejorar la vida de los argentinos. Seguiremos con prácticas políticas suicidas que se han ido repitiendo una y otra vez y parece que nada hemos aprendido de tantos conflictos y fracasos reiterados. No existe ser vivo en la naturaleza que cometa 2 veces los mismos errores. Ni siquiera los humanos son reiterativos una y otra vez en los errores… Salvo nosotros, los argentinos, que nos enfrascamos en luchas fraticidas sin siquiera saber, realmente, de qué se trata.
Este proyecto nada dice acerca de tener o no la posibilidad de acceder a servicios que son esenciales en el siglo XXI en forma barata y hasta gratuita de banda ancha para toda la población; pero si se hace referencia a que esto ya es una realidad en otros países y hasta en la misma República Argentina (en la provincia de San Luis la banda ancha es gratuita) entonces callan porque nada pueden decir debido a que de este tema el líder nada dijo. Hoy ni las escuelas tienen este sistema pero las autoridades educativas envían toda la información y exigen que se le envíen materiales e información del trabajo escolar por vía internet. Un contrasentido que genera innumerables problemas, gravísimos problemas a todas las escuelas.

19 comentarios:

  1. Digo yo, ¿hasta cuándo vamos a seguir con ese discurso pedorro y derrotista de "los argentinos somos los peores"?

    Realmente me saca de las casillas.

    Cortémosla con ese verso patético. No somos ni mejores ni peores que el resto del mundo. Que nos quieran vender que en Europa y EEUU son superiores no significa que nos tengamos que tragar semejante falacia. Y hay muchísimos argumentos para pensar lo contrario.

    ResponderEliminar
  2. Pablo, es una verdad enorme y estudiada en Argentina que en este país mucha gente tiene entiende a la política desde una mentalidad bipolar. Esto es incuestionable, es decir, nadie cuestiona que hayan existido unitarios-federales, peronistas-antiperonistas y que hoy hay kirchneristas-antikirchneristas.
    Ahora, que seamos o no los peores del mundo, yo no lo sé. Lo que sí sé es que con este pensamiento bipolar enquistado en mucha gente obstaculiza el que podamos avanzar solucionando problemas básicos y, mucho peor aún, que no podamos desarrollarnos.
    En este país hay potencial para resolver muchas cuestiones que no se resuelven y eso es criminal e inaudito.
    Respecto de lo que nos quieren vender, sí, hay mucho verso. Pero cuidado, porque parte de ese verso es verdad. Por ejemplo: Finlandia (y otros más) resolvieron sus disputas internas cuando decidieron trabajar por consenso en la resolución de problemas implementando Políticas de Estado. Pero muchos de los que defienden lo que llaman "primer mundo" ocultan que la discriminación es tremenda y que también hay millones de pobres en países que se consideran grandes potencias. En Estados Unidos hay más de un 30 % de su población bajo la pobreza y siendo una potencia tan rica, es injustificable que haya gente que viva en pésimas condiciones.

    Es decir: Considero, a título personal, que es verdad que nos mienten y mucho. Pero también es verdad que en este país no se puede justificar que en pleno siglo XXI pasen cosas inauditas, inadmisibles... Gobierne quién gobierne... Porque todos han tenido culpas y no se escarmienta.
    Fijate el tema de la corrupción: A pesar de todo lo que nos ha pasado con eso, seguimos todos los días con noticias escandalosas al respecto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sí, de acuerdo, pero bueno, vos lo dijiste... Corrupción, pobreza, injusticia, violencia, etc. hay en todos lados. A nosotros nos tocó vivir acá. Y la mayoría de nuestros compatriotas no sabe lo que es vivir en otro país, así que de alguna manera se entiende que haya una tendencia hacia ese tipo de pensamiento, al no tener otros parámetros conque comparar (y encima, recordemos que este discurso también se fogonea desde los medios). La mayoría no tiene ni idea de cómo vive la gente de otros países, pero igual repite que somos los peores, simplemente porque muchos repiten ese cliché.
    Estaría bueno por empezar a abandonar ese tipo de postura, como para cambiar algo, digo. Sino, estamos condenados a convertirnos realmente en los peores del mundo, simplemente por una cuestión de resignación y acostumbramiento.

    ResponderEliminar
  4. Pablo, estoy de acuerdo con lo que decís, te doy enteramente la razón. El asunto de "tirar malas ondas" (como dicen los chicos en la escuela) una y otra vez, tira a la basura la autoestima. Es verdad, lo veo todos los días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Martin!!
    Creo que independientemente de la ley en si, esta situacion dejo aun mas al desnudo, el nivel de estupidez reinante en nuestra poblacion, que se enganchan a defender o atacar algo porque si, sin ningun tipo de argumento, embalandose en razones poco creibles de otros.
    A mi me parece que algunas de las cosas que vos marcas como malas (o peligrosas) salen de la magnitud de la modificacion que se plantea. El otro dia daban el ejemplo de Microsoft en Estados Unidos, que despues del fallo en contra por practicas monopolicas, se le dio un mes para ponerse en regla.
    No creo que sea cuestion de pensar en terminos de no tenerle piedad a los grupos estos, ni de pensar que en el gobierno son unos santos que nos vienen a salvar de la terrible pesadilla de clarin, pero en realidad hay que reconocer que son unos hijos de puta independientemente del gobierno de Kirchner.
    Hay un video muy interesante en youtube, en el que Victor Hugo Morales habla sobre la ley con el garca de Longobardi, y el flaco plantea el ejemplo de los canales de cable, y habla sobre clarin, que se quedaron con todos los canales de cable del gran buenos aires, comprandolos a precios bajisimos y hablan sobre las perdidas que les puede llegar a provocar esta ley. (y un par de cosas mas como por ejemplo el futbol)

    Un abrazo,!

    ResponderEliminar
  6. Hola Federico: Exacto. Total y absolutamente de acuerdo. Y lo más patético es que nosotros también tenemos una ley anti-monopolio que ningunearon en todo momento ya que los gobiernos han preferido tener buenas relaciones con los medios y "los dejaron hacer".
    Estaba por escribir (el fin de semana pasado) otra entrada con el tenor de tus observaciones pero no tuve tiempo. Por eso, tu comentario, a mí me viene muy bien para ver que lo que estaba pensando no es "traido de los pelos". Por eso, te agradezco doblemente.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. LEY DE MEDIOS AUDIOVISUALES:
    ANTE LA DISPUTA INTERBURGUESA, ABRAMOS UNA
    BRECHA INDEPENDIENTE

    Anunciadada periodísticamente en marzo, el Gobierno
    bajó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley derogatorio
    del régimen vigente.
    Nótese que tal régimen es el instituído por la dictadura
    militar, maquillado por diferentes decretos de los distintos
    gobiernos de turno.
    Este hecho, por sí solo, ya demuestra que en el llamado
    “Cuarto Poder” la democracia burguesa dio continuismo
    a la dictadura más sangrienta de la historia
    argentina, preservando los intereses económicos y la
    influencia ideológica de los sectores más reaccionarios
    de la derecha.
    En estas más de dos décadas de “democracia”, dicho
    poder se ha concentrado, al punto que tan sólo algunos
    grandes multimedios manejan casi todo el espacio de
    TV abierta, por cable y radiofónico, entrelazados con
    su dominio también de la prensa escrita.
    El kirchnerismo toma esta evidencia para potenciarse
    (como parte de su plan de revitalización luego de la derrota
    electoral), recuperando la iniciativa política, colocando
    a la oposición parlamentaria como socios del
    status quo. Esta última insiste con que la actual composición
    legislativa es legal, pero ilegítima para tratar este
    tema, habida cuenta de los resultados electorales del
    28 de junio, y de la modificación de la correlación de
    fuerzas en las nuevas cámaras, a partir del 10 de diciembre.
    El Gobierno, que correctamente denuncia a los monopolios
    privados, ya ha dado muestras de querer construir
    otros, afines a su política. No sólo manejando
    discrecionalmente la pauta oficial de publicidad, sino
    incluso financiando la compra de medios para sus amigos
    y testaferros.
    Ambos bandos han sumado víctimas en esta pugna.
    Como en las guerras más reaccionarias, esas víctimas
    no fueron otros que los soldados: periodistas, locutores,
    técnicos, etc., que por uno u otro motivo fueran un
    obstáculo a los intereses patronales.
    Es decir: la pretendida y proclamada libertad de prensa
    fue pisoteada tanto por el kirchnerismo como por Clarín.
    Como una manifestación más del difícil escenario político
    para la construcción revolucionaria, las mejores expresiones
    (periódisticas y artísticas) terminan siendo
    rehenes de esta pugna interburguesa. Es comparable
    con el conflicto campo versus gobierno: pareciera inevitable
    emblocarse con el menos malo de los bloques.
    Otra es nuestra política: unir la libertad de prensa y de
    creación artística con el derecho del pueblo a acceder
    a la información y opinión más variada, y a enriquecerse
    con la extraordinaria capacidad e imaginación de
    nuestros creadores, guionistas, músicos, artistas, etc.
    Este objetivo parte de nuestra crítica, tanto de la ley vigente
    (¡ni hablar!) como del proyecto del oficialismo. Es
    que éste, más allá de la demagogia populista, apenas
    limita en su magnitud el poder de los mutimedios, en
    beneficio de un mayor intervencionismo estatal.
    Este no se da sólo mediante el manejo de la pauta oficial
    de publicidad, o de su mayoría en el Ente regulador
    a crearse, sino también en el clientelismo reservado
    para ONGS, sindicatos, Iglesias, etc. La ley habilita al
    Estado a tener un manejo discrecional (cada dos años)
    respecto a la renovación de licencias.
    Construir un movimiento en los términos antes enunmasas
    5
    ciado significa colocar en discusión la propiedad privada
    de los medios, así como el intervencionismo del
    Estado patronal. Implica desarrollar la independencia
    de clase no sólo en lo reivindicativo sindical, sino en el
    cuestionamiento de las empresas de multimedios:
    apertura de libros y abolición del secreto comercial, amplia
    libertad de expresión para los periodistas, columnas
    abiertas al pueblo, etc.
    Hay que ligar este trabajo en el vientre mismo de los
    grandes medios, con la puesta en pie de medios alternativos,
    comunitarios, de composición cooperativa, que
    tiendan a contrarrestar con la masividad de la participación
    popular el poder del capital y de su Estado.

    ResponderEliminar
  8. Qué aburridos que son los troskos con sus consignas rimbombantes y su ideología de pre jardín.

    ResponderEliminar
  9. José Luis, muchas gracias por tu aporte.
    Pablo, si bien te puede parecer aburrido en cuanto a su escritura, el materialismo histórico ha aportado mucho para ayudarnos a entender la historia y las sociedades.
    Quizá lo que Pablo remarca tenga que ver con el que se realiza un análisis y no hay acciones concretas.
    Puede ser.
    Lo que pienso al respecto es que, si bien los análisis materialistas aportaron mucho, varias veces no siguen la postura de Marx en cuanto a la "praxis".
    Este no es el caso de José Luis a quien conozco desde hace años y él siempre estuvo comprometido con su gente y sus amigos haciendo mucho por San Nicolás y el barrio donde vive.
    A mí me encanta leer siempre sus aportes ya que muestran facetas que quizá no sean tomadas en cuenta por muchas personas.
    Gracias a los dos.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Muy de acuerdo con las lineas de José Luis: "...El Gobierno, que correctamente denuncia a los monopolios privados, ya ha dado muestras de querer construir otros, afines a su política. No sólo manejando discrecionalmente la pauta oficial de publicidad, sino incluso financiando la compra de medios para sus amigos y testaferros...".

    Esto es hacer Ciencia Política más allá de tener una postura de Izquierda o Derecha, centro, peronista, radical, etc.

    Lo siguiente que escribió José Luis es clave para entender por qué es discutida la nueva ley audiovisual aunque estemos de acuerdo en que hace falta para terminar, entre otras cosas, con las concentraciones:

    “…Es que éste, más allá de la demagogia populista, apenas limita en su magnitud el poder de los multimedios, en beneficio de un mayor intervencionismo estatal. Este no se da sólo mediante el manejo de la pauta oficial de publicidad, o de su mayoría en el Ente regulador a crearse, sino también en el clientelismo reservado para ONGS, sindicatos, Iglesias, etc. La ley habilita al Estado a tener un manejo discrecional (cada dos años) respecto a la renovación de licencias…”

    Digo lo siguiente: no olvidemos que Clarín tiene una gran concentración de medios gracias al gobierno del marido de la actual presidenta, el origen del problema es la “traición” de Grupo Clarín con los K, es una mentira que la actual mandataria quiera una economía sin concentraciones porque si nos vamos al rubro telecomunicaciones, Movistar (Telefónica), Personal (Telecom) y Claro se reparten el mercado. Con el petróleo… ¿que fue de ENARSA? Un cuento chino, fijémonos, además de las estaciones de servicio conocidas, cada vez más hay de Petrobras je.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. aLcAtRaZ, me parecen atinadas tus observaciones. Te paso otra relacionada: Ya anunciaron que van a licitar las transmisiones que hoy hace Canal 7 sobre el deporte que tiene Mundial el año que viene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Aclaración: ese comentario suprimido fue por acción mía no por Martin Maglio, lo aclaro por las dudas. Lo borré porque tenía una falta de ortografía grave y volví a publicarlo con la corrección.

    Retornando al tema, si es increíble... otro cuento chino. Sin embargo si se sostuviera la intervención del Estado en el negocio de las trasmisiones de deporte no estaría mal... el problema es que el Estado, o mejor dicho el poder político que maneja al Estado (porque la culpa no es del Estado si no del poder político quien la maneja), no cumple con las prioridades como en salud y en educación... si supuestamente tiene a disposición 600 millones de pesos seria prioritario utilizarlo para aumentar a los docentes, mayor presupuesto a los Hospitales, etc, etc. Por esa razón, entre otras cosas, seguimos siendo subdesarrollados.

    ResponderEliminar
  14. Hola Martín!... tanto tiempo, soy Matías Bordione, fui alumno tuyo en el Don Bosco, si no te acordás te voy a acusar de no tener "memoria histórica"... ajjaja. Resulta que Pablo Makovsky me preguntó a través de facebook por vos y si tenía algún contacto tuyo. Le dije que lamentablemente no. No obstante, resulta que él solito te googleó y encontró tu web y me la pasó... y así fue cómo di con tu bitácora y este excelente artículo que publicaste sobre la ley de medios. Que lo tilde de "excelente" no quiere decir que esté 100% de acuerdo. En fin, en lo que sí coincido plenamente es en la 1er parte "cómo se tratan los temas importantes en el país". Pues bien, voy a dejar un granito más de arena al debate. Un link de una nota escrita por Tomás Eloy Martínez para el diario El País de España. La nota se llama "Argentina: 200 años de soledad" y este es el link:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Argentina/doscientos/anos/soledad/elpepuint/20091029elpepuint_3/Tes

    abrazo desde Madrid

    Matías

    ResponderEliminar
  15. ¡Matías, Madrid! Al menos no te fuiste a Miami, ja, ja, ja...
    Ché, qué gusto... ¿Cómo andás?
    Yo estoy con los trámites de jubilación... Estoy viejito, je, je, je... Ya estoy muy cansado de tantas pavadas.
    Fijate loq ue está pasando en la escuela, es de terror...

    http://www.diarioelinformante.com.ar/notamaster.php?id=9286

    http://www.diarioelinformante.com.ar/notamaster.php?id=9301

    http://www.diarioelnorte.com.ar/noticia.aspx?IdNoticia=95403

    http://www.diarioelnorte.com.ar/noticia.aspx?IdNoticia=95435

    Te mando un abrazote enorme...

    ResponderEliminar
  16. Martín: Si la foto de perfil es actual, dejame decirte que algún pacto con el diablo habrás hecho porque estás igual que hace 15 años... no se te ve viejito para nada.... y por lo que he visto en tus blogs y web, lejos estás de tirar la toalla... y, como dicen por acá, "enhorabuena" por eso... jajaj... lo del colegio don bosco es una barbaridad, algo inimaginable hace 10 años atrás... pero bue.. las cosas cambian, la gente se renueva, los tiempos son otros... y parece que ya no es el colegio que solía ser... te mando un fuerte abrazo.. y seguimos ahora en cotacto, de bitácora en bitácora... hoy publiqué otro artículo que salió en el diario el país de acá... muy bueno... cuando puedas pasate a leerlo y dejame tu opinión...

    ResponderEliminar
  17. La verdad que estoy de acuerdo con todo lo que decis pero más alla de eso creo también que lo peor es que muchos argentinos se ponen en esta misma situación concientemente sin importarle mucho las consecuencias de estar de un bando o de otro.

    ResponderEliminar
  18. Julio, mil gracias por tu comentario... La verdad, lo que estás remarcando hace que todo sea muy triste... ¿Hemos tirado la toalla o no nos importa nada de nadie?
    Para mí, muy desesperanzador...

    The Lucky Kakker: Voy a verla apenitas pueda porque estoy tapado de papeles y actos de fin de curso... ¡No doy más! Lo del Don Bosco, claro que nada que ver con lo que era antes. El problema comenzó en el 2004... y grave.

    ResponderEliminar
  19. Hola Martín yo también invito que lean una publicación (después de mucho tiempo) sobre el tema tan desvirtuado como el de inseguridad.

    Abrazo!!

    ResponderEliminar

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.