Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

27 de octubre de 2013

Castellano: Graves problemas en las escuelas

En las escuelas argentinas el castellano se va degradando cada día más. También en gran parte de la sociedad. El mayor problema es que muchos docentes desconocen nuestro idioma ¡y deben enseñarlo!

Aquí les traigo 2 ejemplos de la degradación del castellano...

Signos de interrogación y exclamación:

Uno de los problemas recurrentes en cuanto a la ortografía es que se observa en cada vez mayor cantidad de alumnos y docentes una mala utilización de las interrogaciones y exclamaciones.

Los errores más comunes son...
  • No escribir los signos de apertura.
  • Repetir los signos de cierre 2, 3 o más veces.
  • Escribir los signos al revés.

Pero el mayor problema no es que los chicos cometan esos errores. Si fuera solo eso, en la escuela se corregirán... ¿O no?
Respuesta: No. O quizá.

¿Por qué? Porque gran cantidad (y cantidad que es creciente) de docentes escriben igual. Claro, cómo no van a escribir mal los alumnos si sus docentes también lo hacen y jamás explicarán la ortografía que corresponde ¡si ni ellos la saben!

Malas o ausentes correcciones en cuadernos, carpetas, trabajos prácticos, cartelería de la escuela... Un horror.

Las tildes

En la República Argentina, nuestros alumnos no escriben sus nombres y apellidos con tildes ni con mayúscula en su primera letra. Y el Estado nacional "colabora" para profundizar la mala situación ya que todos los documentos de identidad que se confeccionan con el nuevo sistema computarizado tiene los nombres y apellidos sin tildes y escritas todas las letras en mayúsculas. Esto profundiza el problema.

Los errores más comunes son...
  • No escribir las tildes.
  • No poner tildes donde corresponde (poner en vocal equivocada de la misma palabra o escribir una tilde en vocales que no la llevan en una palabra).

Nunca vi en el pasado tantos errores de escritura como los que observo en los últimos años; y van aumentando. Otro horror.

Docentes que no saben

Resulta que muchas maestras no conocen el castellano que deberían enseñar. Todos los años me encuentro con alumnos en la secundaria que expresan lo siguiente...
"La maestra nos dijo que las palabras escritas con mayúsculas no llevan acento".


¿Profesoras? Sí, también... Y no me hace falta recurrir al testimonio de mis alumnos. Porque en las escuelas donde trabajo suelo corregir carteles de anuncios, citaciones, etc. en los salones y la sala de profesores que difunden desde la secretaría, o los enviados por el gobierno, también pegados por los sindicatos, puestos por Jefes de Departamento... ¡Tantas veces me encontré con profesoras de Lengua (y de otras áreas) que me decían que "eso" estaba bien escrito! Tras una muy breve respuesta, casi siempre terminé con lo siguiente:
"Y claro, cómo no van a escribir mal nuestros alumnos si sus docentes no conocen el idioma castellano".
Sí, ya sé... No solo los docentes de Lengua castellana, sino también los demás, de todas las áreas y materias.... Una catástrofe.


Direcciones de la Real Academia Española sobre los temas tratados
RAE
http://rae.es

5 comentarios:

  1. vuenas nochies profezor xD

    ResponderEliminar
  2. Comparto totalmente. Incluso llegan correos electrónicos (escritos por directivos) con errores de ortografía

    ResponderEliminar
  3. ¡Si, es verdad! Y después debemos enseñar a leer y escribir a nuestros alumnos... Así se hace muy difícil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es una vergüenza que los chicos salgan del primario con faltas de ortografía.
    Me acuerdo que cuando iba a cuarto grado nos hacían escribir una hoja entera por cada palabra mal escrita... ahora no se fijan en nada, les corrigen las cosas por arriba sin siquiera marcarles las faltas.
    Mi hija pasó al secundario y tiene faltas, si yo no me pongo con ella a corregirlas los docentes no lo hace, ¿será mucho trabajo para ellos?
    ¡que vuelva la educación de los noventa, de mi infancia... era mucho más el contenido y de mejor calidad.

    ResponderEliminar

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.