Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

10 de abril de 2010

Violencia y Amenazas: Estrategia kirchnerista

No soy de publicar entradas de estricto tinte político u observaciones específicas que tengo sobre la forma en que la política se desarrolla en la República Argentina. Pero lo que está sucediendo en las últimas semanas ya me hartó.
El gobierno junto a sus seguidores se empeñan en una estrategia vil; la violencia verbal y física más amenazas directas y también de las solapadas contra toda persona o institución que realice alguna crítica a su gestión.

Por ejemplo:
  • La Iglesia junto a otras instituciones como sindicatos, industriales, institutos de estudios e investigación, etc. estaba preparando un informe sobre la pobreza. Varios no quisieron avalarlo por tener críticas al gobierno en cuanto a este tema. ¿Por qué no quisieron apoyarlo? Por miedo a las repercusiones que pueda tener en la gente del kirchnerismo.
  • Amenazas a las universidades de quitarles dinero para investigación si dan a conocer el estudio crítico sobre los manejos del INDEC.
  • Actos de violencia directa contra periodistas. Les incendian vehículos, los tildan de vendidos y gran cantidad de epítetos con el fin de desacreditarlos.
  • Adjetivos calificativos de todo tipo contra diputados y senadores, además de al vicepresidente, por el sólo hecho de no formar parte del oficialismo; ni un argumento para debatir ideas y proyectos.
  • "Blogueros K" diseminados por gran cantidad de publicaciones independientes y periodísticas de Internet de diversos signos e inclinaciones políticas que sólo se dedican a atacar a quienes escriben sus opiniones críticas; insultos, descalificaciones hirientes, amenazas... Nunca un argumento, jamás una muestra de amabilidad.
  • Aprietes a los gobernadores con el dinero de la coparticipación: "Si me apoyás, te giro el dinero; si tus diputados y senadores me votan en contra, no te giro el dinero".

El asunto es "a todo o nada", es "matar o morir":

La violencia como estrategia para amedrentar y callar voces disonantes al Poder Ejecutivo ha sido una constante en nuestra historia que ha provocado un subdesarrollo en el sistema político y ciudadano cuyo rsultado ha sido frenar el desarrollo nacional.
La "lógica de la guerra" instalada en esta gente hace que sea insalubre el querer opinar, debatir propuestas, analizar iniciativas gubernamentales u opositoras... Es imposible intercambiar 2 palabras con un kirchnerista.
También estoy notando que mucha gente (mucha, no poca) que se considera "anti k" ha entrado en la misma vorágine agresiva. ¿A dónde nos llevará semejante nivel de agresividad?

Esta situación, por demás de triste, nos sigue tirando para atrás en el -ya casi desesperado- intento de poder construir un país para todos. Hoy parece impensable ver un intento, al menos, de debate para lograr construir Políticas de Estado que sean apoyadas por diversos sectores. Es un imposible delinear un Proyecto de País, de Sociedad... Por este camino, los problemas no se solucionarán. Y tenemos muchos, como la pobreza, la falta desarrollo productivo y energético, política sobre tierras, ecología, distribución de la riqueza, sistema impositivo, coparticipación federal, educación, salud, etc.

La Constitución Nacional es vapuleada todos los días al igual que los reglamentos, normativas y leyes vigentes. Las pocas leyes que se han aprobado en los últimos años tienen gravísimas inconstitucionalidades que sólo reflejan el único ánimo de "destruir al otro".

¿Y la oposición? ¿Oposición? Dentro de ella hay muchos que se dicen peronistas (igual que los kirchneristas) y ya la historia nos ha demostrado que, aunque parezca que se pelean, siempre están juntos (o terminan estándolo). El radicalismo sigue naufragando en su falta de proyecto alternativo y, recordemos, durante el gobierno de Alfonsín también se atacaba a la persona que realizara un crítica con el conocido "golpista" o "procesista". El socialismo, con poco poder, trata de "salvar lo que puede" en Santa Fe renunciando a principios históricos con tal de que le den parte del dinero que le corresponde por coparticipación. El resto... el resto... ¿qué resto? Todo muy playito, muy bajo.

En el año del bicentenario de la patria vemos que los males que nos aquejaron desde 1810 siguen vigentes. El enfrentamiento constante contra todo aquel que no repite lo que un líder circunstancial dice; la descalificación, la agresión gratuita, el buscar amedrentar a quienes no quieren tener problemas y por ello callan sus voces y teclas hace que la realidad convalide una historia de argentinos por demás dolorosa que no ha sabido construir un rumbo común para todos. Triste pasado, triste presente y triste futuro.

Algunos enlaces con ejemplos (sobre todo, ver los comentarios de los lectores):

2 comentarios:

  1. ¡Hola Martín! ¿Cómo estás tanto tiempo?
    Muy buena esta nota, y dejame decirte que coincido mucho con vos.
    Hoy pareciera ser casi imposible planificar un proyecto de Nación, un proyecto de país, por esa "marca" (por decirlo de alguna manera) en decir, o sos kirchnerista, o sos oposición. Y con eso pareciera que tenes "prohibido" planificar algo con el otro. O estas de un lado, o estas del otro, pero pensar algo juntos ¡no! . Y esta realidad es realmente muy triste, porque la venden día a día los politicos (oficialistas y "oposición"), los medios de comunicación principalmente, etc. Si coincidis en algo que propone el oficialismo y lo votas a favor en algunos puntos, ya sos un "vendido" o un "oficialista", y si le votas en contra algunos puntos ya sos "golpista", "oligarca" etc. Ejemplo claro de eso lo fue la mal llamada "ley de medios" y ahora la coparticipación del cheque.
    Lejos estamos si seguimos así de poder alcanzar o igualar a nuestros hermanos chilenos con la Concertación, a los uruguayos con el Frente Amplio, y ni hablar de Brasil...
    Me quede un poco pensando en lo que decías de Santa Fe con lo de la coparticipación, y lo relacionaba con todo esto. Santa Fe tuvo la primer audiencia con la CSJN, por este tema. La Nación le debe a Santa Fe alrededor de 4.000 Millones de dolares. Y digo, Binner cuando tuvo la audiencia, invitó a todos los santafecinos al reclamo, expresó que esto tenia que ser un reclamo de todos los ciudadanos sin bandera política alguna (haciendo referencia a los partidos) a lo que reutemann le contesto "que se deje de joder y se dedique a gobernar". A lo que voy con esto, es como se ve la poca solidaridad entre los políticos, como se nota esta lamentable teoría del amigo-enemigo.
    Otra cosa que me da mucha BRONCA, es que ahora aparezca Duhalde haciendose el salvador, diciendo que argentina necesita una union nacional entre la oposición para enfrentar al Kirchenirsmo, cuando el fue complice de todo esto, y porque no también padre de todo esto (corrupción, pobreza, Kirchner, exclusión social, deficiencia en la educación, Kirchner, subdesarrollo, narcotrafico, Kirchner). Pero bueno, esa es la hipocrecia que tiene este país, acompañada de la falta de memoria por parte de los ciudadanos.
    Espero que en el año del bicentenario, podamos reflexionar sobre todas estas cosas, y construir la alternativa en miras al 3er centerario de la patria.

    Un saludo Martín.

    ResponderEliminar
  2. Juan, mil gracias por tu texto y reflexiones.
    También me da bronca lo hipócritas y cínicos que son muchos de los políticos actuales. Tus ejemplos son más que elocuentes.
    Y... Seguimos con la idea de la guerra hacia el otro... Un marco referencial de enfrentamiento permanente y constante... Así no se puede.
    Por eso les dije siempre a ustedes que son los que tienen que cambiar esta actitud totalmente suicida que tenemos los argentinos. Pero veo que muchos de las nuevas generaciones caen en la trampa y siguen reeditando este mal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.