Bienvenidos

Este sitio está orientado a la educación y la formación ciudadana.
Ubicación: República Argentina, Provincia de Buenos Aires, San Nicolás de los Arroyos.

6 de junio de 2010

MUNDIAL DE FÚTBOL ¿SEREMOS CÓMPLICES? (2010)

Pasaron 4 años más. Como todo sigue igual (o potenciado, peor aún), copio el mismo texto que publiqué en el 2006 y muy parecido al del 2002 que estuvo dividido en 2 partes; parte 1 y parte 2...

Pasaron otros 4 años y vamos otra vez con lo mismo. Me refiero a que cada vez que se juega, los docentes debemos enfrascarnos, una y otra vez, con las mismas discusiones bizantinas. Por ello, me limito a repeti un mensaje que publiqué el 9 de junio de 2002 en LIEdu...

En varios países de América latina se está debatiendo el tema de dar asueto o dejar ver los partidos del mundial de fútbol en las escuelas, sobre todo, cuando juega la selección de su país. Es una lástima, pero parece que se debaten frivolidades y nunca las cosas realmente importantes, el debate siempre tiene que ver en cómo "salirnos" de la situación "escuela". Y lo realmente triste es que muchas veces esta situación es fomentada por los mismos docentes.
Con respecto a Argentina... ¿Cuántos partidos de tenis se vieron en las escuelas?... Porque el mes pasado Argentina ganó la copa mundial por equipos y parece que nadie se enteró. Ah, y antes estuvo la Copa Davis... que también nos fue bárbaro. ¿Cuántos partidos de Vóley?... Este año nuestro país participó en un campeonato muy importante... ¿Y las leonas?, no, claro, casi nunca salieron por los medios y sus partidos no eran vistos por la televisión aunque sí transmitidos por un canal de cable... Perdón... ¿saben a quiénes me refiero, no?
Considero que este tema existe porque los medios quieren manejan nuestra vida y si los dejamos, entonces seremos parte de ese "Mundo Feliz" que nadie cree que algún día pueda llegar pero en realidad ya lo estamos viviendo. El fútbol mueve muchos intereses económicos, muchos más que otros deportes. Y cuando el dinero entra a "jugar", el juego pierde protagonismo, tanto como para decidir a los que ganan en una mesa donde se reúnen los representantes de los diversos sponsors ¿o no pasó eso desde el mundial de 1994?

Creo que ya estamos grandes para "el circo".

Nuestra "identidad" educativa debería estar debatiendo cosas realmente importantes como, por ejemplo, qué proyecto de país, de continente queremos y qué proyecto educativo vamos a implementar para el mismo.

No debemos, como docentes, seguir fomentando el "pasatismo" como deporte nacional mientras en los países más desarrollados diseñan satélites a los 16 años; después no nos quejemos de la situación que nos toca vivir, nosotros contribuimos a que sea así.
Pero la realidad es que muchos docentes están especulando con "qué pasará tal día que juega la selección", y los alumnos... ¡ni hablar! Parece que el gran deporte nacional fuera el evadir responsabilidades. Cualquier cosa siempre "es" más importante que cumplir con las obligaciones que tenemos y la actual actitud tomada por las autoridades educativas en cuanto a suspender las clases, hacer que entren más tarde o mirar los partidos en la escuela, lo que hacen es profundizar una forma de pensamiento muy contraria a la que debemos tener si nuestra intención es solucionar los problemas graves y de fondo que tenemos.
A continuación trascribo argumentos escuchados y redactados por parte de algunos docentes durante estos días para justificar esta situación de barbarie junto a los contra-argumentos que deberíamos tener en cuenta...

Arguemento 1: "Hay que institucionalizar, mediante resoluciones, una realidad que nos es propia; debemos ver los partidos del mundial con los chicos en la escuela".
Contra-Argumento 1: ¿Y las escuelas que no tienen receptores? Además, selecciones nacionales hay de muchos deportes y jamás se les da importancia. Si se les comenzara a dar importancia, ¿cuándo daremos clases si todo el año tenemos actividades deportivas importantes?

Argumento 2: "Es una buena oportunidad para que los profesores de Educación Física vieran el partido con los alumnos, y luego realizar un debate sobre las jugadas, reglamentos, opiniones, etc.".
Contra-Argumento 2: Se puede grabar el partido y el profesor lo puede dar en su hora de clases. Al reglamento ya lo conocen todos los chicos.

Argumento 3: "La realidad nos indica que cuando juega la selección, los chicos, en su mayoría, no van a la escuela. El mal menor es que puedan ver el partido en la escuela así van y la escuela cumple el papel de contención".
Contra-Argumento 3: ¿No será que a muchos docentes les viene bien que los chicos no vayan y no trabajan en cambiar esa mentalidad? Si no la cambiamos, seguiremos igual que siempre. Primero la diversión, bueno, que se diviertan... Mientras en los países desarrollados las cosas que se discuten y debaten son otras muchísimo más importantes. Lindo futuro nos espera con una concepción de escuela como corralito pedagógico, contenedora como casi única función. ¿Aprendizaje cuando se está avalando una práctica social que nos es adversa? Esta es la ideología de la Ley Federal de Educación que todavía algunos "distraídos" siguen apoyando. Nada de cumplir obligaciones ni adquirir conocimientos estudiando... No, eso es martirizante ¡pobrecitos los chicos!

Argumento 4: "La escuela no debe dar la espalda a lo que significa Identidad Nacional y el fútbol es un elemento que la unifica".
Contra-Argumento 4: Si la identidad nacional se mide por un partido de fútbol, ya mismo comienzo a tramitar la ciudadanía de Omán. Además, ¿el fútbol es la identidad nacional? Parece que muchos docentes deberíamos profundizar el estudio de la sociología. Pero bueno, es parte de la identidad distendernos, distraernos, no cumplir con las obligaciones, seguir disfrutando de la vida, total... cuando no tenga trabajo o me quieran bajar el sueldo, armo un asadito en la ruta y con mis amigos monto un piquete.

Lindo país, generoso el país.

A continuación, y para terminar, para aquellos docentes que quieran realizar un análisis sobre este tema envío una propuesta de trabajo... Consiste en responder sólo 6 preguntas.

  1. ¿Qué define un partido de fútbol? ¿la realidad cambió al terminar el partido?
  2. ¿Se juega en un partido de fútbol el honor nacional? Si la respuesta es afirmativa, explique también por qué cree usted que las mujeres no son dignas defensoras del honor nacional.
  3. Haga la comparación entre lo que significa la vida de un futbolista profesional y la vida de una maestra de frontera.
  4. ¿Considera usted que la realidad del país cambiará luego de terminado el mundial? ¿por qué?
  5. ¿Cuáles son las implicancias culturales de que el fútbol sea manejado por empresas privadas y no por los socios de los clubes como años atrás?
  6. ¿A qué se debe que los medios de comunicación se hagan eco de una supuesta pasión nacional por el fútbol masculino descuidando deportes supuestamente femeninos? ¿Y qué podría acotar sobre la sociedad misma en este punto?

7 comentarios:

  1. Hola Martin, como siempre no estás solo y más de parte de un fanático del fútbol. Resumiendo tu idea: no se puede dejar que el negocio (en este caso el fútbol) este por arriba de la agenda educativa. Con los argumentos de parte del oficialismo, entonces si el programa de Tinelli estaría a la mañana que también suspendan horas de clases ya que Tinelli es popular.

    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja a mi me recomendó la psicóloga que vea el mundial.-
    Martín, se me ocurre una idea, aplica el sistema japonés y dale geografía e historia a full de cada país participante. jejeje.
    saludos y un abrazo. Genio.-

    ResponderEliminar
  3. Hola...

    José Luis, que las profes de Geografía enseñen lo que corresponde y no usen al mundial como excusa. ¿El año que viene no darán la geografía de diversos países y continentes porque no habrá mundial? Je, je, je... ¡Sí, soy muy malooooo!
    Eso de la psicóloga no te lo creo ¡juá, juá, juá!

    aLcAtRaZ, me encantó ese ejemplo de Tinelli...

    Para todos:
    Justamente, el pensar a la escuela como una extensión de la sociedad en donde hay que hacer lo mismo que en casa, barrio, etc. es el grave error que tenemos en este país. Por eso es que la educación está tan devaluada y nadie le da la importancia que corresponde. Si la escuela ofrece lo mismo que hay en otros lados ¿para qué ir a la escuela?
    La escuela debe ofrecer cosas diferentes a las que se encuentran en la sociedad. Ese es el atractivo de aprender y conocer y así salir de, por ejemplo, la "tinellización" (estupidización al estilo "circo romano").
    Años atrás un gran filósofo dijo que la religión es el opio de los pueblos. Hoy, el opio está en los medios que instalan un determinado tema en la sociedad y todos se prenden a-críticamente. El gran hermano orweliano ¡de fiesta! "Todos hacen lo que yo digo".

    ¿Te gusta el fútbol como a mí? ¡Vamos a la canchita del barrio! Allí juegan los pibes para divertirse y no miro un juego de millonarios en el que todo se compra y se vende (incluso, los resultados). Da asco cómo el sistema capitalista desvirtúa todo para convertirlo en negocio. Y si la gente se prende, estamos fritos, liquidados...

    ¿Tan mal llevado soy? Y... Si no fuera así, no sería yo.

    ResponderEliminar
  4. Martín:
    Literálmente este asunto me reventó las pelotas.Yo era veneno canalla hasta que abrí los ojos y en consecuencia comencé a actuar con sentido común:
    Hace mucho tiempo que aplaudo al ganador y eso provoca(efecto buscado)que un día sea de Ñulls,o de Boca, River,Instituto o Chaco Forever.Esto provoca dentro de mi círculo social cierta antipatía por mi conducta infiel a la camiseta.Les respondo que mi postura está acorde al principio invisivilizado de que los jugadores(máximos responsables del honor)y que,si ellos se prestan, venden o alquilan,¿porqué yo debo una fidelidad estoica a un equipo prostituto,juegan gratis acaso?
    Te aseguro que los estoy haciendo PENSAR el cuento de la pasión de la camiseta y el dinero que los mueve a los jugadores.
    Mejor oportunidad didáctica y pedagógica para instalar(desde esta visión)una semillita esclarecedora no hay.
    Existe un aparato muy grande soporte del fanatismo generador del negocio millonario,simplemente apoyado en el individuo manipulado;su corazón.
    Si al sujeto como unidad social les mostramos la aberración del contraste,la elemental honestidad notará el resto.
    El triunfo en el deporte es moral.
    ¿Alguno de la selección juega gratis,para llenarse y llenarnos de orgullo?
    Mas que trabajar sobre el hecho consumado acarreando los problemas planteados en tu entrada,¿no sería mejor actuar a futuro?
    Martín estás en una situación de privilegio para hacerlo.

    No se si saludarte o hacerte un gol
    .

    ResponderEliminar
  5. Moscón, te leo y recuerdos vienen a mí...
    Cuando Colombia le ganó a la Argentina 5 a 0 en la cancha de River, en clases los chicos andaban a insulto limpio. Cuando me preguntaban les decía: "Genial, un partidazo". Ante su desconcierto, explicaba que Colombia jugó fútbol de verdad, muy bien. ¡Para qué, me querían matar!
    A partir de allí, en esa clase, trataba de hacerlos pensar acerca de las reflexiones que hacés en tu mensaje.

    El fantatismo argentino sumado a un "exitismo" suicida es lo que nos marca y hace que no nos quieran en ningún lado. Uno puede adherir, "hinchar" o hacer fuerza o alentar a algún equipo... Pero de ahí a ser fanático y fomentar enfrentamientos estériles que nada positivo dejan a la gente, hay un largo camino.

    Pateá nomás, que de chico siempre fui buen arquero, ja, ja, ja...

    ResponderEliminar
  6. Cuidado con eso de ser buen arquero,puede ser mal interpretado,jua,jua!!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Estimada gente

    He abierto otra entrada específica para los que quieran agredir, insultar, amenazar, etc.

    Se llama Insultos, descalificaciones, ataques, etc. y la tienen en el listado de Entradas Importantes.

    Allí pueden publicar en los comentarios todo lo que quieran sin que los mismos sean borrados. Allí "vale todo", hagan catársis, vamos que los espero (y hasta me parece divertida esta propuesta para todos aquellos que les moleste las cosas que se dicen aquí).

    ResponderEliminar

Por favor, exprésese educadamente; de lo contrario, el comentario será movido a Insultos, descalificaciones, ataques, etc.
En esa entrada se permite decir lo que se le venga en gana y como quiera.